En el día de hoy se cumplen 16 años del fallecimiento de quien fuera el mejor intendente de la historia de nuestro querido Tordillo. El doctor Agustín Enrique Monge, entrañable compañero y dirigente de nuestra comunidad, ejerció dos veces el cargo y en esta fecha Héctor Olivera lo recuerda por su obra y por su trascendencia.

El doctor Monge les mostró a las generaciones venideras un camino de crecimiento y desarrollo basado principalmente en las mejoras en salud y en educación para todo el pueblo. Este legado es el que el actual intendente Olivera toma como base para seguir construyendo en beneficio de una comunidad que supo tener un referente de la talla de Monge, a quien todos recordamos con amor y respeto.

De izquierda a derecha: Adolfo “Fito” Bonavita, en el centro el doctor Monge y a la derecha Héctor Olivera.

En estos años desde su partida hemos podido aprender de su ejemplo, y es por eso que desde la intendencia queremos rendirle un sentido homenaje a un hombre que supo ver las necesidades del pueblo. Un hombre que tuvo la firme convicción de utilizar la política para satisfacerlas y darle lugar a nuevos horizontes que hoy nosotros seguimos expandiendo.