Con el objetivo de evitar la destrucción del pavimento y del mobiliario urbano en la calle Intendente Próspero Bonavita, la Municipalidad de Tordillo ha llegado a un acuerdo con la empresa constructora que realiza la obra de ensanchamiento de la Ruta Provincial Nº. 56.

Dicho acuerdo prevé la construcción de un nuevo camino, que inicialmente servirá de desvío para que los camiones cargados con toneladas de tierra no transiten por el Boulevard, pero que luego quedará como legado para el pueblo de Tordillo.

“Se trata de la construcción de lo que serán tres nuevas calles”, adelantó el intendente Héctor Olivera. “Además de evitar que el flujo constante de camiones ensucie y dañe la infraestructura en una de nuestros principales bulevares, esas calles nos servirán luego para ampliar el área urbana de General Conesa, expandiendo hacia el noreste y posibilitando que en el futuro podamos lotear ese sector”, agregó Olivera.

El plano o esquema de cómo será la traza de las nuevas tres calles de General Conesa.

La obra incluye la construcción del camino afirmado y la colocación de los alambrados allí donde corresponde. “Lo más importante es que eso se realizará sin ningún costo para el Municipio, porque la obra está a cargo de la empresa que lleva a cabo el ensanchamiento de la Ruta 56”, aclaró el jefe comunal. “De modo que hemos conseguido para nuestro distrito tres nuevas calles sin ningún costo”.

Junto al secretario de Gobierno y Hacienda, Rodolfo Verón, el intendente Olivera inspeccionó la obra, que ya está en proceso y debe finalizarse en los próximos días, evitando que los camiones cargados transiten por las calles de General Conesa.