En la pasada jornada, el intendente Héctor Olivera despidió junto a toda la familia municipal este 2018 que se nos va, compartiendo una tarde de intercambios y gratitud por el trabajo en equipo realizado a lo largo de este año tan duro para el pueblo argentino. En este sentido, Olivera brindó un mensaje cargado de optimismo para el año que comienza ya que, a pesar de que todo indica que será más duro que el que se va, aseguró que “llevando a cabo las medidas correctas, se podrán lograr avances importantes para transitarlo de la mejor manera posible”, reafirmando así el camino transitado por esta gestión que no detiene la marcha por el bienestar de Tordillo.

La reunión entre empleados municipales y las familias de todos fue el cierre perfecto en el que todos pudieron disfrutar y brindar por un 2019 en el que, en palabras del intendente, “podamos concretar más proyectos y continuar trabajando por el bienestar de toda la comunidad”. En agradecimiento por los esfuerzos del conjunto, Olivera se mostró muy contento y deseó a todos un buen año, en el que el trabajo, la salud y la felicidad sean abundancia y norma para los tordillenses.

Es ese el anhelo y la meta de esta gestión municipal, que saluda a todos los vecinos y espera que pasen en familia y con amor, unidos por la construcción del país que nos merecemos. Felicidades, Tordillo.