En las últimas semanas, el municipio de Tordillo llevó a cabo la reparación progresiva de caminos rurales para que todos los vecinos puedan circular sin dificultades por todo nuestro distrito. Las lluvias persistentes y la prolongación del mal tiempo han producido cantidades de barro abundantes que deforman los pasos y, a su vez y debido a la época invernal, los días más cortos no permitieron que los suelos sequen.

“Eran trabajos necesarios, pero las inclemencias del tiempo no nos permitieron avanzar al ritmo que queríamos, por lo cual decidimos que las tareas continúen sábado y domingo ya que se anuncian más lluvias y los vecinos de las áreas rurales tienen que poder circular”, dijo el intendente Olivera al ser consultado.

Hacemos una distinción a la buena predisposición y voluntad de los empleados municipales y del propio municipio, ya que a pesar de que el clima nos ha dificultado mucho el avance en estas reparaciones, lo principal es poder darle respuesta a los productores de esa zona. Estamos reparando el Camino de la Corvina, el Camino de la Selva, el Camino del Carancho y en el transcurso de la semana haremos también una pasada a los caminos internos de las chacras y en general a toda la red vial municipal.

Muchos de estos caminos fueron levantados en el verano, que es la época ideal para este tipo de obras, lo cual ha permitido que ahora durante el invierno el deterioro sea menor. “Vamos a seguir avanzando con estos trabajos para tener nuestra red vial en las mejores condiciones posibles”, agregó Olivera.

El intendente se mostró muy satisfecho con lo realizado hasta el momento, ya que el compromiso de su gestión es siempre atender las necesidades de todos los tordillenses. “Si Dios quiere, en los próximos días ya estará la pasada terminada para que el camino quede transitable. No ha sido fácil con el barro y el agua, pero estamos muy contentos de estar cumpliendo con los vecinos”, concluyó el jefe comunal.