Durante la tarde ayer, el intendente Héctor Olivera participó de distintos actos en municipios de la región en los que estuvo presente el flamante candidato a gobernador de la Provincia de Buenos Aires por la unidad del peronismo, Axel Kicillof. En una sola tarde, Olivera recorrió junto al candidato las localidades de Ranchos, Pila y Dolores, donde se realizaron actos, se conoció la realidad de cada distrito y se hicieron visitas a instalaciones de actividades productivas.

La primera escala fue el Ranchos, cabecera del partido de General Paz, donde el intendente Olivera compartió un almuerzo con Kicillof, su equipo y otros importantes referentes de nuestra región, como el intendente de Villa Gesell, Gustavo Barrera.

El intendente Héctor Olivera junto a Axel Kicillof en Ranchos, primera parada de la gira del candidato por municipios de nuestra región.

A continuación se realizó un emotivo acto en la sede del Partido Justicialista de Ranchos, que fue inaugurado con el discurso del actual intendente municipal Juan Manuel Álvarez. Luego habló Axel Kicillof e hizo un balance del actual estado de nuestra provincia tras casi tres años de gestión del gobierno de Cambiemos, la que calificó como muy mala y llamó a superar con un nuevo gobierno que se dedique a favorecer a la gente.

“No se trata de ganar las elecciones, sino de ganarlas por mucho y tener el apoyo que necesitamos para llevar a cabo las transformaciones que el país y la provincia necesitan”, dijo Axel Kicillof.

En Pila, junto al intendente Gustavo Walker.

Una vez finalizado el acto en Ranchos, la próxima parada fue en Pila, donde Olivera, Barrera y Kicillof fueron recibidos por el intendente Gustavo Walker en su despacho. Allí tuvo lugar un debate sobre la necesidad de un nuevo gobierno peronista para subsanar todos los problemas que va dejando la gestión de Cambiemos.

El intendente Walker invitó entonces a los visitantes a recorrer la enorme fábrica de pretensados instalada en Pila y allí les explicó el proceso de producción y los aspectos relacionados al impacto económico que esa actividad tiene sobre el municipio, generando puestos de trabajo y permitiendo capear la difícil situación por la que atraviesa el país.

Visita a la fábrica de pretensados de Pila, una apuesta al desarrollo económico del interior de la Provincia.

La última escala fue en Dolores, donde el presidente del Partido Justicialista distrital y candidato a intendente en las próximas elecciones por la unidad del peronismo, Facundo Celasco, dio lugar a un multitudinario acto en la sede del sindicato de Luz y Fuerza.

Tras finalizada la gira por la región, Kicillof y Olivera acordaron trabajar con ahínco en lo que queda de este año 2019 para dotar a partir del 10 de diciembre a la provincia de un nuevo gobierno que supere la catástrofe social, económica e institucional que dejará el actual gobierno, además de lograr la reelección de Olivera en Tordillo para que la Provincia de Buenos Aires y el Municipio vuelvan a un esquema de buena cooperación de gestión, garantizando así el bienestar de todos los tordillenses en particular y de los bonaerenses en general.

Héctor Olivera, junto al actual intendente de General Paz, Juan Manuel Álvarez, el intendente de Villa Gesell, Gustavo Barrera, y candidato a la gobernación de la Provincia, Axel Kicillof.

“Hay una nueva esperanza para la provincia y para el país”, expresó Héctor Olivera junto a Axel Kicillof. “Ahora tenemos que ganar bien las elecciones para poder construir una realidad diferente y brindar a nuestro pueblo lo que está necesitando”, concluyó el intendente de Tordillo.